3 CONSEJOS ÚTILES PARA PASAR UNA NAVIDAD CON SALUD Y BIENESTAR

Los 7 beneficios que te ayudarán a decidirte

¿Alguna vez te preguntaste si las fiestas de fin de año pueden perjudicar la salud? Pues la respuesta la conocerás aquí.

Como todos hemos escuchado, todo es relativo a la intensión y al uso que se le de.

Este principio no se queda atrás en la fiesta de navidad y año nuevo cuando de nuestra salud se trata.

Es claro entender que, al llegar las festividades, nuestra mente entra en un estado de “comer, salir y divertirse” y eso esta muy bien.

Pero hay que tener cuidado de no pasar los límites que hagan que enero sea el mes de los lamentos y arrepentimientos.

Y es que la Navidad, si bien es una época vacacional muy especial desde el punto de vista familiar y social, puede entrañar riesgos para nuestra salud, debido a la frecuencia con la que, durante esos días, los hábitos saludables son sustituidos por costumbres mucho menos convenientes: desde un aumento del consumo del alcohol y el tabaco, al abandono del ejercicio físico o la ingesta de menús y alimentos hipercalóricos.

Esto podría detonar como problemas de:

  • Aumento de los niveles de colesterol, de azúcar en sangre y del ácido úrico.
  • Subidas de la tensión arterial.
  • Mayor retención de líquidos.
  • Ganancia de peso y grasa corporal.

Entonces la pregunta puede ser, ¿cómo hago para mantener mi salud mientras disfruto de las fiestas de fin de año?

  1. Incluir abundantes frutas y verduras, ya que aumentan las defensas del organismo, gracias a su elevado contenido en vitaminas y minerales. Consumirlas en forma de caldos y cremas es, además, una excelente forma de entrar en calor. Podemos elegir entre naranjas o kiwi, y verduras como cardo, alcachofas, berenjenas, espárragos, entre otros.
  1. Reducir la presencia de grasas saturadas, presentes en carnes, embutidos y productos de pastelería. En cambio, es preferible optar por grasas vegetales como las que aportan el aceite de oliva y el pescado azul, debido a sus propiedades cardiosaludables
  1. Garantizar el aporte de proteínas. La carne, el pescado, y los huevos, consumidos en las cantidades adecuadas, ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunitario y a evitar que el frío nos haga más vulnerables a gripes y resfriados. Las legumbres y frutos secos son ricos en proteínas de origen vegetal.

Si necesitas ayuda para poder alcanzar las metas saludables mientras pasas la alegría de las fiestas de fin de año, la navidad y el fin de año, puedes ingresar aquí y solicitar un diagnóstico personalizado y GRATIS