Hoy en día vemos en nuestras redes sociales un sin número de rutinas para el skincare. Sin embargo esto no es nuevo; Las rutinas para el cuidado de la piel existen desde el antiguo Egipto; las mujeres elaboraban sus propias recetas a base de ingredientes naturales para poder reducir los signos del envejecimiento.

Nuestra piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, además  refleja tu salud interna; tanto física como emocional, una piel sana es sinónimo de vitalidad y fuerza, es por eso que debemos conocer la importancia de cuidarla y protegerla a medida que pasan los años.

Cuídate del sol

Constantemente escuchamos lo importante que es colocarse bloqueador solar antes de comenzar nuestra rutina de belleza diaria, o a la hora de salir de casa. Puede que solo  te lo apliques cuando vayas a la playa; sin embargo la luz solar puede provocar envejecimiento prematuro (manchas arrugas, enrojecimiento) recuerda; el protector solar es el mejor antiarrugas por excelencia.

 La dermatóloga y autora del libro “lo que dice la ciencia sobre el cuidado de la piel” Lorea Bagazgoitia nos recomienda:

  • Optimizar el horario de exposición solar
  • Usar prendas de protección solar, desde sombrillas hasta camisetas o capas específicas con UPF 50, que se encargan de filtrar hasta el 98% de los rayos UV.
  • No utilices protector solar en spray y aplica la cantidad necesaria de protector solar en crema.

Mantén tu piel hidratada

Es importante tomar agua durante el día y comer adecuadamente para mantenernos saludables. Sin embargo tu piel necesita una ayuda extra.

Que tu primera referencia para un buen tratamiento de hidratación y brillo para tu piel no sea el que veas por las redes sociales; recuerda siempre consultar profesionales en el cuidado de la piel antes de aplicarte un producto o realizarte un tratamiento.

Además asegúrate de exfoliar tu rostro y cuerpo al menos dos veces por semana para eliminar la piel muerta.

Los problemas más frecuentes de la piel

  • El cuidado de nuestra piel va muy ligado a las emociones, por lo que no tener una piel saludable muchas veces puede causar dolor o incluso problemas sociales. Entre los problemas más frecuentes encontramos:
  • Dermatitis atópica
  • Acné
  • Verrugas
  • Rosácea
  • Alopecia

Si quieres darle verdadero fuerza y vitalidad a tu piel conoce todo lo que Buonavitta tiene para ti; caminamos de tu mano para darte una atención integral con profesionales altamente capacitados, abordando diferentes técnicas terapéuticas que integran la esfera espiritual emocional y física.